Ya fa años que soñaba con fer chiretas de marisco, güei be d'aber-ne por astí, pero seguro que no sapen tan buenas como yo me pensaba de nino

21 dic. 2012

Zerbals miticos



Quedan pocos días ta que prenzipie chinero, o tiempo fredo en o que bellas espezies andan mirando de reproduzir-sen. Asinas o cluxigüesos u os zerbals... ¿Encara bi n’ha de zerbals? A lo menos bi n’eba.

Diz a bersión aragonesa d’o Libro d’o Trasoro (s. XIV), de Brunetto Latini: “Otra manera de lobos son que omne clama çerbal et otros lo claman lubrena que son pomados de negras tachas asi como la honsa, mas en las otras cosas yes el senblant a lobo. E es así de clara bista que sus oios pasan el muro e los montes, (...) e es la más olbidosa cosa que sía al mundo por que allá do el come su pasto e el guarda por abentura una otra cosa el olbida tantost lo que el come en tal manera que el no sabe tornar, ante lo pierde de todo. E si dizen algunos que bisto lo han que en su rostro nasçe una piedra preziosa que es clamada liguiris e esto conoxe bien la bestia misma según lo que los omnes dizen que el cubre su sombra de arena menuda por una imbidia de natura que tal piedra no benga a mano de omne”.

Os zerbals son una espezie (dos?) carnizera que s’amana más a ra criptofauna que a ra fauna reyal, tanto que, anque son muitos os espezialistas que son combenzitos de que encara bi n’ha en os Perineus no se conoxe a qué espezie poderba pertenexer. Óscar Arribas (2004) charra de una espezie “europeya”, Lynx pardinus (sensu lato, por no embolicar-lo más), que bibió en buena parti d’a Europa meridional e mesmo en partis de Asia amanatas en as que talmén encara i contine, e de Lynx lynx, una espezie muito más moderna benita dende Asia e que a o largo d’o Cuaternario ha ito espardindo-se u acorando-se en o continén seguntes crexeban u minguaban os chelos. En una de ixas, una raza más bien chicota baxó dende o norte enta os Alpes e os Perineus. Se gosa definir como Lynx lynx alpina e ye acotolato. A primera espezie ye más de selba mediterránia e sarda – o zerbal iberico autual -, e a segunda puyaba más por a montaña e as selbas umedas. Pero ya tos digo que, charrando d’a nuestra cordelera semos entre a fauna e a criptofauna. En os Alpes se’n han chitato zerbals de una subespezie oriental que ta según quí se aberban cruzato con o Lynx alpina.

En a cultura, manimenos, ha sito un animal bien conoxito: zerbal, lupo zerbal, gato zerbal...se puede sentir encara en muitos d’os nuestros lugars. Bi ha mesmo un dito que he sentiu en o Biello Aragón, Tomás lo replega en Sobrarbe e Mostolay en S. Pelegrín: “O lupo zerbal, que se chupa ra sangre e dixa ra canal”, dito que se podeba relazionar con o que raconta Lattini, que “olbida tantost lo que come en tal manera que el no sabe tornar, antes lo pierde de todo”. Intresán ye o que charra Pascual Grasa d’o suyo lugar, San Pelegrín (Mostolay 2001): “... n’a casa qu’está enfrente a ilesia, qu’está sapartada, pos n’icha casa teneban aparte o corral de casa (...) Y a consecuenzia d’una loba zerbal, iz que los arruinó, s’arruinó icha casa. O lobo zerbal, que se chupa ra sangre y deja ra canal. Y sin dembargo n’abeba otros que yeran carniboros, que se comeban l’arrés entero. Y n’iche corral que tienen camino a fuente, ¡iz que fizon una mortalera!...”.

He sentiu más begatas ixo d’os zerbals en corrals. A primera en os güeitanta un parién monegrino que se quexaba de ixos “linces” que ébanos chitato en a sierra e que dentraban en o corral, dica que mató bel par... no quise saber cosa más, bel día le’n tornaré a preguntar más tranquilo. La otro en As Bellostas, en os nobanta, un “zerbal” que se trobó un pastor dintro d’a paridera. A saber-lo.

Sobre o embolique lupo/lupo zerbal que tresmina o testo de Mostolay, Sophie Bobbé (2002) reculle un testo d’o sieglo XIX que biene a o caso: “O 13 de diziembre de 1640, Henry Thiebaud, o Fartués (‘Mangueur’) e atro fuen atacatos por una lupa zerbal (‘louve cervière’) amán d’Esteupes... pero a colla fue más zereña e a bestia fue matata e lebata ta ra billa...” e comenta: “Iste exemplo, bien istrutibo, mete claro o trafuque que bi ha entre o lupo e o zerbal (‘lynx’). Pero más que charrar de trafuque, yo charrarba de asimilazión. Pues ye por un esliz semantico que s’opera por a suma de iste par d’espezies que, ta rematar, no fan que una. En a luenga bernacular, se sape, o zerbal ye clamato ‘loup cervier’, o que no sólo marca sino refuerza o suyo parentesco imaxinario con o lupo. Istos dos animals han cualidaz comuns que ban dillá d’a tacsonomía zientifica. La uno ye canido e la otro felino pero comparten un mesmo rechimen alimentario y parixen ser os dos periglosos ta ra chen (si se para cuenta de iste testimonio, profés). (...) Ye claramén iste faxo de comberchenzias que lis bale ixa filiazión fitizia (...) Por un prozeso de asimilazión, de suma o zerbal de bella traza se fa o dople d’o lupo”. E isto como se beyerá en o cabo de iste escrito, ha ra suya importanzia. Por zierto, curiosa a coinzidenzia d’os dos testimonios sobre o mal que puede fer una lupa zerbal, no pas un lupo.

Brunetto Latini ye un complegaire que en iste asunto copia datos de Aristótel e d’a suya Istoria d’os Animals. Aristótel diz que a liguiris, a piedra preziosa d’o zerbal, o ‘lincurium’ ye a petrificazión d’os suyos pixaus, que enruena ta que no los trobe a chen. Halna-Kein (1995) sigue o bayo de ista parola dica a turmalina e o ambre de Liguria, bien alueñatos d’o zerbal os dos, que as embueltas meyebals adornón dica fer-los irreconoxibles.

Sobre a lubrena que tamién nombra Latini – luberne u luperne en o libro orixinal – se corresponde con l’oczitán loberna – a piel d’o zerbal que se comerzializaba en a Edá Meya. En os decumentos d’as güegas aragonesas d’o meyebo sin dembargo no biene más que “lobo zerbal”. Halna-Klein replega una opinión bien intresán sobre iste cabo, de Robert Delort (1978) : “En a Edá Meya pareix que deseparaban, en peletería, os zerbals chicos royos d’Europa ozidental, clamatos bien luserue, bien luberne, lucerne u lucrote, d’os grans zerbals grisos benitos d’o norte e d’o este d’o continén, aparexitos prou más tardi en o mercau, baxo o nombre de loss, u loess, luhs, lixinae pelles”. Serban, diz, o Linx pardinus e o Lynx lynx respeutibamén, o que nos remite a ra distribuzión debandita que espone Óscar Arribas. (A lucrota por a suya parti gosa descibir-se como un anteleo u antilope asiatico imaxinario. En os bestiarios meyebals aparixe chunta con a crocota, un can-lupo tamién imaxinario; d’o suyo cruze con una liona saldreba a lucrota. Os dos podeban emitar a boz umana. Istos mitos bienen a lo menos dende Plinio... ye curioso que en Europa bendesen piel de lucrota).

En os decumentos aragoneses, e tamién dillá igual en o costau gascón que por exemplo en o basco, as fuens escritas trafucan asobén istas espezies con leopardos, tigres u onsas, as ‘honsas’ que tamién salen en o testo de Latini. A onsa surte en os libros antigos en aragonés a begatas como tal, un felino de tachas negras que bibe en Asia, u tresmudatas en fembras de onso. En franzés autual ‘once’ ye un sinonimo d’o leopardo d’as nieus, en castellano d’o guepardos asiaticos e africans. Pero o suyo orixen ye ‘lonce’, benito dende o latín popular lyncea e iste de lynx, zerbal, con o que o zerclo se tanca atra begata. Por a suya parti, lynx serba parabra indoeuropeya relazionata con leuk, brilar, por os suyos güellos que tot lo beyen. Ye una ideya que biene en Aristótel e replega Latini. En a mitolochía griega emos a Linzeus, o piloto d’a nau Argos en a espedizión d’os argonautas, cualos güellos trabesaban as murallas e forataban as boiras foscas d’o zielo, u siga, o mesmo que o zerbal de Brunetto. Dende Grezia dica Irlanda, do se clama lug, igual que o dios zelta. Lug se bei fue cristianizato como san Lorién, con o que d’Irlanda semos de tornas enta Uesca...

A radiz lynx no ye fázil de trobar en aragonés, manimenos Ramón de Rabasón, de Benás, qu'eba bisto un zerbal cayito en un lazo en Paso Nuebo, en as añadas 70, deziba que en patués ye “llinse”. Chusto a l’otro costau d’a benasquesa bal d’a Escaleta ye L’Artiga de Lin, aranesa e que, ta bels autors biene d’a denominazión gascona d’o zerbal, lin, replegata en a bal d’Aspa, enzima de Canfrán.

Atra notizia d’os zerbals a publica o naxino Francisco Dieste y Buil (1803, 2ª impresión), bel año dimpués de que Asso declarase que en Aragón lo clamamos ‘lobo cerval’, que no ye raro en as nuestras montañas e selbas e que se puya ta os árbols: “el gato o lobo cerval es más pequeño que el lobo; tiene la piel como el tígre salpicada de manchas, la vista agudísima, y es el mismo que llaman lince”. Dimpués cuenta que o rei bosa a os guardas d’os betatos e selbas reyals “por el gato llamado cerval, que devora al ganado menudo, y la caza”. E reseña o concordato d’a billa de Lanaxa con Monegrillo, Farlete, Perdiguera, Alcubierre e Robres ta bosar 4 reyals d’archén “por cada lobo ó gato cerval” con a condizión de presentar as suyas piels debán d’a Chustizia de Lanaxa. Astí le’n daban un decumento que diz: “N. de N. Alcalde primero, y Juez Ordinario de la Villa de Lanaja, y su jurisdicción, hago saber a las Justicias, y Ayuntamientos de los lugares expresados al margen, como hoy día de la fecha, N. de N. vecino de N. se ha presentado ante mí, y baxo juramento ha hecho relacion, como en tal día de tal lugar, y en la partida de N. mató tantos lobos grandes, de cría, ó cervales, que me los ha presentado, ó sus pieles, de que se ha cortado la oreja para señal: por lo qual ordeno y mando à dichas Justicias, y Ayuntamientos, que en virtud de la presente dén y paguen a dicho N. tantos reales plata (respecto de ocho reales por cada grande y la mitad por el de cria, ó cerval) en cada uno de los lugares dichos, despachándole con la mayor brevedad; con que así se animará a perseguir animales tan nocivos, y Vms. Cumplirán con las ordenes de S.M. (Dios le guarde) y con las de nuestro concordato. Dado en Lanaja á N. de N. del año de N.”. Suponeba iste gasto 25, 30 y 40 libras cada año “y esto no obstante, no se verifica en estos montes la extinción de la mala casta” remata con desespero Dieste y Buil. Os tiempos cambean...

Caldrá pensar que ixos zerbals monegrins serban Lynx pardinus, e os d’a montaña o Lynx lynx alpina que nombra Óscar Arribas, u belatra espezie menos mediterránia. Amás de os lugars debanditos, he puesto charrar con chens que diz eban bisto zerbals en bels lugars d’a bal de Benás, en Santallestra, Biescas u Samianigo, entre atros, unos cosziens de que yeran zerbals, atros describindo un animal raro que suposo yo tenerba que ser-ne por a suya descrizión. M’alcuerdo de un par de ombres d’o Solano d’a bal de Benás que bidon en Labert un bicho con tacas escuras, pinzels en as orellas e trazas de gato; cuan les pregunté cómo yera de gran os dos coinzidión en meter a man a una altaria de bel par de palmos raditos, yeran os años 90. En ixos tiempos me plegón notizias sinconesas dende o propio Benás e de Sarllé. Más adebán en Santallestra charraban de dos zerbals, que a os años fue uno e luego denguno... chustamén en ixe lugar, un medico con fama de furtibo se bei cazó uno creigo que en os años 70. Dimpués de muito preguntar e rechirar, o cazataire ya muerto, me conbidón ta una casa en a que yera, por fin, a piel penchata en una parete, chunto a un sarrio. Cuan plegué ta ro lugar trobé una bonica piel de o que en guaraní claman “yaguar”, en Brasil “onza pintada” e en bels puestos de Mexico, “onza real”. Una pena.

Atra piel a consiguié un cazataire d’a bal d’a Baliera (creigo que yera), matato en a parti catalana d’a bal de Barrabés, en os 70. Le’n bendié a un barzeloní en o suyo día, e le tresbatiemos o bayo a os tres: cazataire, comprador e zerbal. Atra pena.

O nombre de lupo zerbal ye común en as luengas europeyas: Franzés (loup cervier), italiano (lupo cerviere), castellano (lobo cerval), alemán (hirschwolf = lupo zerbal), en a suiza germanofona (thierwolf, o mesmo), oczitán (lop cervièr u cervièr)... o mesmo se puede dezir, anque no ye tan común, de “gato zerbal”. Manimenos, a radiz lynx tamién se troba por istas e atras luengas europeyas. Ya se ha dito que lynx podreba benir de leuk, brilar. Sobre zerbal tot o mundo ha claro que biene de cervarius, isto ye de cervus, o zierbo. O normal ye que s’esplique porque ataca a os zierbos. Bel autor no lo tiene tan claro, e diz que se clama asinas porque as tacas d’o suyo pelache son como as d’os zerbons u crabitos de zierbo. Ya bede ser asinas. O caso ye que ista mesma radiz produz una cuasi omofonía curiosa, como en franzés pasa entre loup cervier e can cerbére, entre o zerbal e o zerbero.

Zerbero ye un mito griego, kérberos, 'diaple d’o puzo'. Como mito, o can que tanca as puertas d’o infierno, se puede trobar en a mitolochía de buena parti d'Europa. En as fuens griegas no he sabiu trobar relazión con o nuestro zerbal, pero a ran más cheneral bella cosa bi n’ha. Ye Dante o que describe a Zerbero con güellos royos e iluminatos de una luz soprenatural, e dende Roma dica Escandinabia bi ha una feble güega entre can e lupo cuan se charra de iste animal. Güega trencata en a debandita crocota, o can-lupo clasico. Son muitas as menas de zerbero de güellos brilans, como o hellhounds anglés, o gwyllgi galés, u o gytrash de “güellos que brilan como calibo rusién”. No ye raro que si bibe en o inframundo tienga os güellos como lanternas, que os suyos güellos “leuk” como os de un “lynx”. No será, pero ye una coinzidenzia ta parar cuenta, más cuan as dos parabras - lynx e zerbero - han un orixen mitolochico.

Güellos de zerbal que nunca no tendré si contino tanto tiempo debán d’a pantalla de iste ordinador. Au pues. 

Bibliografía:

ARRIBAS, Óscar (2004) Fauna y paisaje de los Pirineos en la Era Glaciar. Barcelona. Lynx Edicions.

BOBBÉ, Sophie (2002) L’Ours et le loup. Essai d’anthropologie symbolique. Paris. INRE.

DIESTE Y BUIL, Francisco (1803) Tratado económico en tres discursos. Madrid. Oficina de Benito Cano.

HALNA-KLEIN, Elisabeth (1995) “Sur les traces du lynx”. In: Medievales, nº 28, pp.119-128. Vicennes, Presses Universitaires de Vincennes.

MOSTOLAY, Chesús de  (2001) Acordanzas de san Pelegrín. Uesca. PUCOFARA – IEA.

TOMÁS, Chabier (1999) El aragonés del Biello Sobrarbe. Uesca. IEA

Publicato:

VIDALLER TRICAS, Rafel (2013) Zerbal miticos, en Fuellas lº 213-214, chinero-abril 2013, pp. 19-22. Uesca. Publicazions d'o Conselo d'a Fabla Aragonesa,